AMBLART

desde 2005 ayudando en la promoción del Arte Contemporáneo

Get Adobe Flash player
Búsqueda personalizada

Dreams under construction. Natasha Lébedeva. Can Fondo. Alcúdia. Mallorca

Dreams under construction. Natasha Lébedeva. Can Fondo. Alcúdia. MallorcaCon Dreams under construction, Can Fondo (Alcúdia, Mallorca) inaugura el programa de exposiciones de este año y afianza una trayectoria iniciada en el 2004, siete años en los cuales ha diseñado cuarenta muestras que hoy constituyen un auténtico catálogo de

 

tendencias artísticas. Una mirada plural que ahora se amplía con el trabajo de Natasha Lébedeva, artista establecida en Mallorca que nos invita a pasear por estos paisajes oníricos tan inquietantes como cargados de una belleza formal que con tanta frecuencia ha sido desterrada del arte contemporáneo. Natasha Lévedeba se inició en el grabado, entre San Petersburgo y Madrid, donde obtuvo el primer Premio Lucio Muñoz (Premios Villa de Madrid, 2001), y llegó en Mallorca en el 2004 becada por la Fundación Pilar y Joan Miró. En el 2008 fue mención de honor el International Photography Awards (Los Angeles). En sus últimos trabajos, ha derivado hacia la fotografía y el vídeo creando atmósferas donde el cuerpo femenino es el eje central de su investigación.
 
La últimas exposiciones individuales de Natasha Lébedeva (Elogio de la carne, 2006;  Nu, 2007; Ubicaciones, 2008; y ahora Dreams under construction, 2009) son, en conjunto, el retrato de una figura femenina descentrada, anónima y omnipresente, inmóvil pero profusa, definida óptica y sexualmente, pero no identitaria. Lébedeva acentúa en sus obras la idea de que la mujer como tema, como signo, como forma o la mujer como símbolo, inunda la cultura visual contemporánea en la misma medida en que está ausente la mujer como género. 
 
Dreams under construction. Natasha Lébedeva. Can Fondo. Alcúdia. MallorcaY ahora, mediante estos sueños en construcción, su obra entronca con el pensamiento más actual situando el cuerpo de la mujer como protagonista de la cultura visual contemporánea pero enfrentándose a desiguales conceptos como el desnudo y la identidad, exaltación del exceso, manierismo, perversidad de la semejanza, repetición, diferencia, sexualidad, violencia y trasgresión.
 
El desnudo en los nuevos caminos de expresión artística quiere promulgar una nueva libertad: la indefinición, la visibilidad plena sin referente preciso, internacionalismo integral, globalidad hegemónica; triunfo del expansionismo mercadotécnico donde se vislumbra la derrota de la felicidad del sujeto. En este contexto de fugacidad, desaparición y brusca oscilación entre la progresiva desorganicidad y la exaltación de los rasgos más plásticos, nos situamos frente a la obra de Natasha Lébedeva, comprendiéndola como un ensayo agonístico por restaurar la centralidad del sujeto y del cuerpo femenino en el que se encarna.
 
Dreams under contruction es una buena muestra, además, para ahondar en una significativa contradicción: el triunfo de la desnudez no es más que la evidencia de su insignificancia. Es decir, nuestros cuerpos son invisibles aún desnudos, no parece haber novedad ni diferencia significativa que escape a la desorientación identitaria como marca global.
 
Desde el punto de vista formal, resulta esclarecedor entender el “elemento fantástico” que alimenta las obras de la presente exposición. Desde la fotografía (Work in progress y Cargando estigmas ajenos), el vídeo (Sin Dios. Presagios en La Divina Comedia) y la instalación (Metamorphosis intermedia), Natasha Lébedeva se “sirve” del surrealismo -entre el sueño y la pesadilla, véase Mystical landscape- para profundizar en una de las grandes lagunas del propio surrealismo y, en general, de las vanguardias, esas “cúpulas” del arte moderno donde  la imagen femenina es una imagen irreal, divorciada de lo concreto histórico o existencial para ser manejada libremente como objeto.
 
Así, Lèbedeva se distancia de las primeras vanguardias del siglo XX y toma como punto de partida aquello que se ha venido desarrollando desde finales de los años cincuenta, especialmente desde el accionismo vienés, con Oppenheim, Abramovic y Acconci. Es decir, expresar la irreductible individualidad del cuerpo único pero semejante, así como el carácter múltiple y cambiante de eso que hemos dado en llamar identidad.

 

FOTOGRAFIA. VIDEO. INSTALACIÓN
Inauguración: 30 enero 2010, a las 20.00 h
Can Fondo – Sala d’Eposicions (Alcúdia)

Revista Saber de Ciencias

Zapatosmania.com La Revista de Zapatos y Calzado