AMBLART

desde 2005 ayudando en la promoción del Arte Contemporáneo

Get Adobe Flash player
Búsqueda personalizada

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIAEl artista canario muestra cerca de 70 acciones fotográficas, objetos y ambientes protagonizados por la ironía, el humor y el sexo realizados tras su regreso a Gran Canaria a finales de los 90.

 


ARTIUM, Centro - Museo Vasco de Arte Contemporáneo, presenta la exposición de Juan Hidalgo Desde Ayacata (Sala Norte, hasta el 29 de agosto de 2010), una muestra de la labor creativa de los últimos doce años de uno de los grandes referentes del arte español de las últimas cinco décadas. Creador inclasificable y en parte por ello incómodo para el sistema del arte, Juan Hidalgo ha mantenido en todo ese tiempo la fidelidad a unas ideas en la que muchos jóvenes artistas encuentran hoy una referencia inmediata y que sin embargo durante mucho tiempo le rodearon de incomprensión e indiferencia. Desde Ayacata recoge cerca de 70 obras realizadas entre 1997 y 2009: acciones fotográficas, objetos y ambientes en los que están presentes la ironía, el humor, el sexo y el riesgo, los rasgos que han presidido toda su trayectoria. La exposición, comisariada por Carlos Astiárraga, es  una producción conjunta de ARTIUM (Vitoria-Gasteiz), TEA (Tenerife) y CAAM (Las Palmas de Gran Canaria).


DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

DESDE AYACATA. JUAN HIDALGO. MUSEO ARTIUM. VITORIA

Juan Hidalgo (Las Palmas de Gran Canaria, 1927) fue durante más de 30 años y junto a Walter Marchetti y Esther Ferrer “miembro cardinal” de ZAJ, posiblemente el movimiento de vanguardia más controvertido y perturbador de la segunda mitad del siglo XX en España. Con ZAJ, por vez primera en una época de oscurantismo cultural y político, la poesía, la música, el teatro y el arte plástico difuminaban sus límites y se fundían en un entramado de acciones. Hidalgo, de formación musical, fue también el primer compositor español de una obra electroacústica, y el primero en estrenar una obra en el mítico Festival de Darmstadt (Alemania), uno de los más influyentes dentro de la música de vanguardia. Es imposible olvidar, por otro lado, uno de sus hallazgos conceptuales más importantes, los etcéteras, que él mismo definió como “documento público, como dirían los chinos (gong an) o los japoneses (koo an)” y que vertebran gran parte de su obra.


Sin embargo, Juan Hidalgo ha resultado ser un creador incómodo para el sistema del arte: nunca le ha interesado el reconocimiento de los museos, instituciones que, en general, como se indica en la introducción del catálogo de la exposición, “valoran en mucho el objeto singular y la personalidad singularizante de su autor”. Pero además, como se dice más adelante, “durante mucho tiempo la obra de Juan Hidalgo, en coherencia consigo misma y con su autor, no coincidía con lo que el museo buscaba, ni como forma ni como tema. Tampoco con lo que buscaba el galerismo comercial”. Una obra de una extraordinaria sencillez expresiva, más una propuesta dirigida a la mente y los sentidos que a materializarse en un objeto o en una acción fotográfica.


Su reconocimiento artístico llegó en 1996, cuando el Museo Reina Sofía dedicó una retrospectiva a ZAJ. Un año después, Juan Hidalgo, que sumaba 70 años en ese momento, decidió trasladarse a vivir a la pequeña aldea de Ayacata en su isla natal de Gran Canaria. Lo que pudo interpretarse como el merecido retiro del artista supuso, muy al contrario, el inicio de una nueva y fértil etapa creativa que aún perdura. Desde Ayacata es, precisamente, una revisión a modo de retrospectiva parcial, de la trayectoria del creador canario durante los últimos once años.


Músico, poeta, artista…


Juan Hidalgo es un ser difícil de encasillar: él mismo suele contar que los músicos españoles le consideran un artista plástico, que los artistas españoles hablan de él como músico y que sólo los poetas le consideran un poeta. Multidisciplinar en todo caso, en su discurso artístico está presente lo plástico, lo poético, lo sonoro y ante todo lo conceptual. En sus obras se hace presente lo cotidiano, lo aparentemente superficial, la ironía y, muy expresamente, la sexualidad, además de la herencia de Marcel Duchamp –a quien se refiere como su abuelo- y de la filosofía oriental.


Todo ello está presente en Desde Ayacata, una muestra de cerca de 70 obras entre las que predominan las acciones fotográficas y que se caracterizan por la cada vez más frecuente introducción de objetos encontrados en el entorno natural en el que vive Hidalgo y un tratamiento menos intervenido. El azar está cada vez más presente en su obra, mientras que la madurez le da aún mayor libertad para abordar sus trabajos. Aún así, su producción en los años de Ayacata es coherente con los rasgos más significativos de su trayectoria anterior: la ironía, el humor, el riesgo, el sexo, el compromiso y la lealtad consigo mismo y con su forma de entender el acto creativo durante más de cinco décadas.


Paralelamente, de la misma forma que los noventa supusieron el reconocimiento del trabajo artístico de ZAJ, la primera década del siglo XXI ha traído consigo importantes acontecimientos en la vida y obra de Juan Hidalgo: ha protagonizado numerosas exposiciones individuales (entre ellas En medio del volcán, del SEACEX, y Biografías y corbatas, en Galería Trayecto de Vitoria-Gasteiz) y colectivas (Eye on Europe, en el MoMA de Nueva York y Arte de acción en el MACBA de Barcelona, entre otras), su trabajo ha sido profusa y profundamente investigado, ha ofrecido más de veinte conciertos en diferentes países y ha estrenado la composición sinfónica Perhaps, a cargo de la Orquesta Yomiuri de Japón.


En todo caso, Juan Hidalgo es hoy una referencia obligada para numerosos jóvenes artistas que ven en él un predecesor claro del trabajo que realizan. Y a pesar de ello, como dice Daniel Castillejo en el catálogo que acompaña la exposición, “en términos del propio sistema Juan Hidalgo sigue siendo indigerible… Hoy se acepta y se soporta, anteriormente lo prohibía, por anarquista, el propio ministro franquista de Gobernación. Él lo sabe y por ese mismo motivo sigue haciendo lo que quiere… Continúa en un estado de liberación único, sin fin, limitándose a dejar en libertad su propia vida”.

 

EXPOSICION


Desde Ayacata, de Juan Hidalgo
Sala Norte, desde el 27 de marzo hasta el 30 de agosto de 2010
Inauguración: viernes 27 de marzo, 20.00 horas
Curador: Carlos Astiárraga
Producida por ARTIUM (Vitoria-Gasteiz) TEA (Tenerife) y CAAM (Gran Canaria)

Revista Saber de Ciencias

Zapatosmania.com La Revista de Zapatos y Calzado